Las perlas en accesorios o complementos de joyería y bisutería fina, merecen un capítulo aparte según muchos entendidos. Lucir un collar de perlas clásicas con su característico color y tamaños más regularmente empleados exige un pequeño análisis antes de elegir una pieza así.

 

Hay quien dice que solo están reservadas a las mujeres a partir de los 50 y con un estilo de ropa algo trasnochado o pasado de moda. Pero parece que no sería del todo cierto o al menos hay creaciones que permiten alguna licencia a la modernidad de los collares de perlas.

 

Y esto funciona para diseños actuales que adoptan unas creaciones alejadas del collar de perlas de largo medio, o para los largos con vuelta de inspiración retro de los años 20 y 30 en la moda.

 

Las gargantillas son las más frecuentes en collares de perlas, pero al mismo tiempo hay que destacar que las perlas, naturales o artificiales para la bisutería incluso fina, son empleadas de variados colores además de los clásicos blancos nacarados, grises y negros. Incluso el tamaño y la forma influye en la creación, que puede ser de una sola vuelta o de varias, pero también con combinaciones de otros detalles metálicos dorados, plateados o transparentes.

 

Los diseños actuales adoptan toda la gama de colores para realizar piezas muy atractivas que no rezuman ese sabor añejo que se le atribuye a los collares de perlas por tradición. Son piezas combinadas o no con cordones metálicos dorados en su mayoría, pero las perlas admiten el plateado igualmente, aunque el resultado sea muy distinto y esta mezcla se utiliza bastante para tocados y apliques de novia.

 

La idea es combinar con cierta sabiduría los collares de perlas, y estos se prestan mucho a los trajes de chaqueta y los atuendos formales incluso cuando hay un cuello caja. Fuera de estas ocasiones ideales para lucir estos collares discretos y elegantes a la par que formales, la otra versión es la que tiene tintes festivos.

 

Si son de bisutería y las creaciones se basan en disponer buena cantidad de perlas de un solo color o variado, permiten lucir este estilo de collar con cualquier atuendo informal o casual. Y si son de mejor calidad aun siendo de imitación y como mejor opción frente a las naturales, un collar de perlas con un vestido de fiesta también es una opción elegante. Cuanto más discreto sea el vestido, la pieza del collar podrá ser más vistosa y significativa.

Collar "La Reina de Africa" nácar azul- Bisuteria Fina - Gilda's closet